Valientes

lunes, 25 de junio de 2012

Te amo

Fuiste tú el que me acogiste cuando no tenía nada, cuando sentía que en poco tiempo todo se había ido desmoronando poco a poco un poquito más. Fuiste tú el que finalmente después de muchos meses conseguiste sacarme de ese maldito callejón sin salida, agujero negro, túnel sin salida en el que me encontraba y del cuál no encontraba salida. 
Tú mi vida te has levantado cada mañana con una sonrisa que ofrecerme sin pedirme nada a cambio, has sido tú el que me ha escuchado, consolado y secado las lágrimas cuando más lo he necesitado, cuando peor estaba, cuando más mal me sentía. Tú estás siendo mi compañero de viaje, mi compañero en este trayecto llamado vida. Viviendo conmigo cada una de sus correspondientes paradas ya sean largas, cortas, buenas, malas, difíciles o inseguras. No me has dejado sola. El camino no esta siendo fácil, pero acaso alguien garantizó que lo fuese? Alguien nos aseguró un camino sin piedras, sin vallas, sin pinchos o sin barrancos? Ya sabíamos donde nos metíamos lo que no sabemos es donde iremos a parar. 
Ahora eres tú mi presente, eres tú el que me guía en todo momento y busca lo mejor para mí. Te has pasado noches conmigo, haciendome compañía para que no me quedase sola, para que la soledad no se apoderase de mi. Cuando veías que estaba apunto de llorar, cuando veías que estaba volviendo a caer has sido tú el que ha venido a mi y me ha cogido y me has abrazado, fuerte, no querías soltarme, no querías verme sufrir, tú has estado a mi lado, cogiéndome de la mano y ayudándome. Cuando las lágrimas recorrían tus mejillas tu te has encargado de secármelas y dibujarme sonrisas, sonrisas que acababan convirtiéndose en ataques de risa inevitables. 
Eres mi vida, eres mi corazón, eres lo mejor que tengo, eres la mejor sensación... ¡Me has devuelvo mi sonrisa cariño! Y aunque no te guste que te lo diga, eres una grandisima persona, 
voy a estar contigo cuando más lo necesites y te voy a cuidar como siempre he intentado hacer. Te quiero mucho. Te quiero. Pero son dos palabras que se quedan cortas. Nunca se lo he dicho a nadie, nunca lo he sentido pero mi vida... te amo.


PD: te quiero pequeño..



No hay comentarios:

Publicar un comentario