Valientes

martes, 23 de abril de 2013

La cajita de cristal

La amistad es una cajita de cristal. Pequeña, transparente, donde guardas allí dentro todos tus pensamientos, ideas, cariño y amor.
Un cristal fino donde te reflejas, donde puedes encontrarte después de perderte. El material en el que están hechos tus sueños, sus sueños, vuestros sueños. Son porciones de tu corazón que intentas que no se rayen nunca. Que no se rompan ni se pierdan, que no se deshagan con la acidez de tus lágrimas. 
Un amigo es más que una persona. Algo que no es físico, algo que siempre llevas contigo, en lo bueno y en lo peor. Es eso que recoges por el camino y guardas en tu cajita de cristal, cuidadosamente, acomodado en su interior de un dulce terciopelo. Todo eso en lo que crees, en lo que confías, en lo que sientes y amas. Eso que más allá del mundo encuentras. Eso que te abraza cuando piensas que no puedes más. Algo que lamentas no ver. Porque el amigo no se ve, no se toca, no se huele. Simplemente lo sientes. Y, aunque se encuentre sentado a tu lado, tú nunca lo ves como la materia física que es. Su esencia está oculta entre los pliegues del terciopelo de tu cajita de cristal que guardas como tu mayor tesoro.
A veces lo miras a los ojos. A veces sientes su presencia. Pero sin que se te pueda escapar de las manos, sujetándole, agarrándole fuerte, haciéndolo formar parte de una migaja de ti. Haciéndolo vuestro. Para siempre
Sin embargo a el amigo nunca lo podrás ver, tocar, no será una persona que veas. Será la persona que sientas, dentro de ti, en lo más profundo de tu corazón, arropándote, abrazándote, cuidando de ti.
Porque un amigo ess aquello por lo que darías todo... Menos tu cajita de cristal.

 

Count on me - Bruno Mars

El texto de hoy va exclusivamente para ti
con todo mi cariño, escrito con el corazón
retratado con el alma.. Sí, tú.

Avui és Sant Jordi, és un dia especial per 
a tot aquell que es senti català, que es senti
orgullós de ser d'on és, de ser qui és. 
Flors i llibres per tot arreu.
Avui podem respirar felicitat.
¡Catalunya més viva que mai!
y per cert...

FELIÇ DIA DE SANT JORDI!


lunes, 22 de abril de 2013

Me perdí entre sentimiento y sentimiento..

Esto es lo que sucede cuando intentas dar siempre lo mejor de ti, con la intención de acercarte al éxito, acostumbrada a dar sin recibir, regalándote lo que quieres pero no lo que realmente necesitas, cuando estás tan cansado que no puedes ni si quiera dormir.. Tus lágrimas van cayendo una a una, recorriendo tu rostro, sin querer saber como pausarlas, simplemente quieres que caigan, como las hojas de los árboles lloran cada otoño, como todo lo de mi alrededor que cae y se deshace. Porque te has acostumbrado a perder y a no poder reemplazar. A querer sin amar, a reír sin sonreír, a llorar con lágrimas ácidas que queman, que escuecen.. que duelen. A estar metida en un mundo del que no sabes como salir. En un callejón sin salida, sin luces que puedan guiarte a casa, perdida en el mar de sentimientos de tu corazón que vienen y que van, a veces con más o menos intensidad, pero que te obligan a sentir. Y tú te has perdido en él. Te has perdido entre sentimiento y sentimiento, entre oleaje y oleaje, estás desorientada, confusa y sin saber cuál es la razón por la que está ahí, y cuál sería por la que merecería la pena salir. Desplazada. Olvidada. Reemplazada. Sientes como todo los de tu alrededor corren y tu estás quieta, paralizada, sin comprender porque no puedes moverte, correr con ellos, sentir que te han abandonado en esta carrera y que su mano se ha alejado de ti. 
Me quema el alma, me rabia el corazón, me vibran los sentimientos por las venas, ira, dolor, rabia, impotencia, amor. ¡Salid! ¡Dejadme! ¡Marchaos! Lo único que estoy intentando hacer es  sobrevivir.



Rihanna - We all want love


"Per lluitar amb força has d’abandonar i 
per abandonar has d’haver lluitat amb moltes forces - Albert Espinosa

"Para luchar con fuerza tienes que abandonar 
i para abandonar tienes que haber luchado 
con muchas fuerzas" - Albert Espinosa






domingo, 21 de abril de 2013

Busca una única razón e inténtalo.

Vives atrapado en un pasado del cuál no puedes salir pero que a la vez deseas con todas tus fuerzas cerrar. Fue duro, difícil y complicado poner un punto y final a esa época pasada, sólo tú sabes lo mal que lo llegaste a pasar, pero sólo tú sabes como avanzar. 
Vives centrado en el mañana, dejando pasar una cosa tras otra, siempre obsesionado con que haya un mañana que lo solucione, sin pensar que cada día que pasa la distancia que hay desde el presente y el futuro es cada vez más corta, breve, porque cada día es un día menos hacia el final y un día más pasado, sólo tú eliges como vivirlo, pero créeme, vivirlo pensando en que habrá un mañana que hará las cosas por ti, que las retrasará, no es vivir. Sé que los comienzos son difíciles y puede que aveces imposibles, pero siempre hay un punto de partida, una salida que está ansiosa por llegar a la meta. ¡No importa las veces que pienses en rendirte si decides seguir con cada una de ellas hasta el final!
 Yo sé que puedes, eres fuerte, muy fuerte. Sólo necesitas esa dosis de autoestima, de energía y motivación. Estas tres cosas puedes encontrarlas, de hecho ya las tienes, ahora falta que aprendas a verlas y a buscar en cada de ellas un motivo para intentarlo, para conseguirlo, para volver a sonreír. Olvida las lágrimas, la tristeza, el pesimismo, las ganas de nada, olvida todo eso, dales una larguísima temporada de vacaciones, déjales que partan hacía otro lado, que desaparezca de tu rutina. Y cuando lo consigas, no te conformes, no establezcas horarios, no planees, no te reprimas, no te ofusques si no puedes al principio, vive. Decirlo es fácil, ambos lo sabemos, pero también aseguro que podemos conseguirlo. Decir adiós a todo lo que nos está haciendo daño, dale carpetazo, quémalo, busca una razón, sólo una, por la que merezca la pena intentarlo. Y una vez encontrada, no des marcha atrás, ve hacia delante, no busques llegar hasta el infinito, haz que cada día que vivas sea infinito.



No importa la distancia - Hércules (disney)

Sé que el cambio de estilo de blog no 
es el más bonito del mundo, de hecho no quería
que lo fuese. Sólo quería reflejar que no
todo lo que es de color rosa es bonito.


All my scars are open.




Nunca dijeron que la vida sería fácil, solo prometieron que valdría la pena vivirla.


lunes, 15 de abril de 2013

Ahora lo sé.

Todo ha sido difícil de asumir, la situación era complicada, todo fue de repente, demasiado rápido, fugaz. Que no dio tiempo a asimilarlo. Teníamos tantas esperanzas en tener un final feliz que fue un golpe excesivamente duro. Me ha costado mucho asumir el hecho de que ya no estás aquí, al menos no físicamente. Pero por otra parte, te siento más cerca que nunca, te siento a mi lado, en los más profundo de mi. Puede que me haya llevado 9 meses asumirlo, nueve largos meses llenos de confusión, de extrañeza y de incertidumbre. Miedo al ayer, al presente, y sin duda alguna al futuro. Un futuro que estará marcado por las decisiones que habremos marcado en un pasado y estamos tomando en un presente, ese será nuestro futuro. Y entonces tenía miedo, miedo a que volviese a suceder lo mismo sin yo antes estar preparada. Pero me he dado cuenta que eso no se elige, simplemente llega el momento, aunque duela. Ahora sé que estás aquí, que de alguna manera estás a mi lado en todo momento, y que estos últimos días me estás cuidando y apoyando más que nadie. 
Han sido unos días difíciles.. pero en los que te estoy sintiendo mucho más cerca. Unos días que me han hecho darme cuenta que la vida es mucho más que la vida que conocemos, va más allá, algo que no podemos controlar, en la que por una vez nosotros no somos dueños, no decidimos, no tenemos ni voy ni voto. Y sé que estás y estarás bien, lo sé. Sé que es así. Te quiero ahora y para siempre. Incluso más allá de la vida.


Sé que no es uno de los mejores texto que he escrito,
ni si quiera se aproxima a serlo. 
Pero necesitaba escribir esto, dejarme llevar.. 
Puede que no tenga ni si quiera un orden lógico,
pero lo necesitaba.

¡FELIZ LUNES!

domingo, 14 de abril de 2013

Sí, soy afortunada.

Hasta ese día creí que la suerte era que te tocase la lotería, la cesta de navidad de la tienda de al lado de tu casa, tener un trabajo hoy en día, tener todos los lujos posibles o incluso vivir eternamente vivos. Creía que era algo tangible, material, que su base más sólida era el dinero. Algo superficial al alcance de unos pocos que podían disfrutarla y gozar de todas sus ventajas. Para otros era sólo un deseo, un deseo constante de esperanza para que la suerte llamase a su puerta, para que fuese la salvación de todos sus problemas. Creía que teniendo ese tipo de suerte podrías tenerlo todo. Podías ser inmensamente feliz.
Sin embargo ese día rompió todos mis esquemas, mis ideas acerca de qué era tener suerte, tu aparición rompió con todo. Esa mirada marcó un antes y un después en mi, desde el primer día que te vi entre ese montón de gente, de alguna manera u otra yo estaba destinada a conocerte. Y lo creas o no quizá esto me ha hecho madurar algo, porque ahora sé con certeza que la suerte no se puede tocar, no se puede ver, se puede desear pero se siente. Cada persona tiene un concepto diferente de suerte. Yo no voy a decirte que tú eres mi suerte. Sería desprestigiar otras muchas cosas y personas que tengo alrededor. Pero si voy a decirte que eres tú el causante de que ahora crea en este tipo de suerte. 
La suerte para mi es tener todo lo que tengo y querer todo lo poseo. Una suerte abstracta, invisible, sentimental, mágica. Una suerte basada en el el cariño y la confianza. Suerte en la salud, en la familia, en tu entorno, en ti. Suerte en la que el dinero es sólo una ayuda y no una acaparada necesidad. Una suerte en que la felicidad está al alcance de todos, sin límites, con la que puedes vivir infinitamente siempre. Entonces sí, ahora puedo decir que me siento afortunada. Afortunada por tener y querer a todo lo que tengo. Sin necesitar nada que vaya más allá de una sonrisa, un gesto, una mirada, un deseo, un sueño. Eso sí que es tener suerte.



No importa que llueva - Efecto Pasillo



  ~ Todos somos iguales, lo importante es quien nos ve diferentes al resto.






lunes, 8 de abril de 2013

Yo soy la válvula de escape.

Miro atrás e inevitablemente eres tú a la persona que veo, con sus más y sus menos, con risas y lágrimas, con idas y venidas pero eres tú. Miro a mi presente y una parte de ti sigue estando aquí a mi lado, la parte de la que me enamoré, sé que está pero ya no la siento, es una invisibilidad que puedo tocar pero que no siento. Sin embargo, miro más allá del mañana y no eres tú el que está a mi lado, el que me acompañará las noches de frío, los domingos por la tarde, los besos de madrugada... Ni tu ni nadie. Me veo a mi yendo a contracorriente, luchando contra las adversidades, perdiendo batallas para ganar la guerra, volando como un pájaro recién escapado de su jaula, como un niño cuando sale al patio después de horas encerrado, siento esa oleada de libertad, que sabe a dulce con sus ventajas y desventajas, con sus alegrías y riesgos, riesgos que estoy dispuesta a correr. Me veo sonriendole a la vida, sonriendo a todos, incluso a ti, aunque tu ya no seas el que coja mi mano. 
Demasiado tiempo estancada en un mismo punto de partida esperando que la vida me diese la señal para salir, para correr, para ser feliz. Hasta que llegó el día que desperté, y me di cuenta que la señal era yo quien la daba y decidía el dónde, el cuándo y el quién. Pues es ahora cuando comprendo porque un día no pude empezar la carrera. Algo me estaba reteniendo, frenando, algo que pesaba y era imposible de sobrellevar, aunque yo pensase que sí podía. Tú eras el obstáculo, el freno que me impedía ser "yo", eras el por qué a todas las preguntas sin respuesta que durante tiempo me he estado planteando, sin quererlo o queriendo eras tú. Yo no necesito alguien que me retenga, que me frene, que me impida dar un paso más. Yo quiero una válvula de escape para salir a toda mecha de este sitio, en busca de un nuevo sueño cada amanecer, una nueva ilusión por la que vivir, un nuevo motivo para sonreír a la vida, pero sobretodo correr mi carrera. Y lo he conseguido. Durante todo este tiempo he intentado averiguar qué o quién era la persona que necesitaba para hacerlo y he caído en la cuenta que esa persona ha estado más cerca de lo que creía, porque esa persona, soy yo. Yo era la solución a todos mis problemas, era yo la que tenía que abrir los ojos, abrir mis alas y empezar a volar.. 


El sueño de morfeo - Voy a vivir

Desde hace muchos años que esta canción
ha estado en mi lista de reproducción, 
creo que es una canción con fuerza, 
con mensaje y con mucha ilusión que me ha 
acompañado siempre, bueno o malo.


                               Cualquier persona puede hacerte feliz haciendo algo especial pero solo alguien especial puede hacerte feliz sin hacer nada.



miércoles, 3 de abril de 2013

Sobran palabras



Creo que no hay una entrada que refleje mejor lo que siento ahora y que no sea esta canción. Sobran palabras. 
Maravillosa voz, maravillosa letra. Perfección.