Valientes

miércoles, 14 de noviembre de 2012

No soy tu juguete, ni quiero serlo.

Hoy vengo a decirte a ti, llamado experto en el amor, querido muchacho que lo crees saber todo sin saber que nunca podrás saberlo todo. Ven, siéntate.. escúchame.
No quiero que me conquistes con falsas promesas de amor que tú sabes que no podrás cumplir el primer mes de relación, no prometas.. demuéstrame y prometo que eso si que significará para mi una promesa. No intentes comprar mi amor con valiosas joyas y caros regalos, no lo hagas, soprendeme cuando menos me lo espere con un abrazo sincero eso.. valdrá más que mil joyas juntas. No esperes a comprarme una rosa para una fecha en concreto, regalamela un día al azar obligandome a preguntar por qué hoy y no ayer y que nada tenga ninguna lógica. 
Ni se te ocurra dedicarme falsos te quieros, eso dolerá tanto como una patada en el corazón y provocará que mi alma se rompa, dime te quiero cuando más lo sientas, cuando más lo necesites, cuando sientas creer que ese es el momento y que lo tienes que hacer. No me mientas, jamás, prefiero mil veces la verdad, por muy dura que sea, no me importa, no mientas, nunca y si tienes que decir la verdad recuerda que hay maneras.. y maneras.
No me dejes sola, sé mi hombro en el que apoyarme cuando lo necesite, sonríeme cuando mis lágrimas recorran mis mejillas, no me abandones, respétame, no te pido que me entiendas sólo que me respetes. No dejes que caiga y si caigo levántame, no dejes que mi ilusión se acabe, no dejes que te deje. No prometas "para siempre" o infinitos "te amo", vuelvo a repetírtelo  demuestramelo.
Y por último y lo más importante, recuerda que en ningún momento seré tu juguete, seré tu muñera o tu princesa, pero nunca tu juguete, nunca.. así que por favor no me trates como tal y si tienes pensado hacerlo, déjame antes.
Pensarás que soy exigente, controladora y planificadora, pero el único fin de ésta carta es decirte que quiero estar contigo pero que por favor me respetes igual que yo te respeté y he ido cumpliendo tus deseos uno a uno poco a poco. Nunca es tarde para cambiar, yo te estoy brindando una nueva oportunidad, no la malgastes, no la desaproveches, si me quieres cógela y si no déjala marchar, pero no juegues más. Es lo único que te pido.. sinceridad. 
Te quiero, era el momento de decírtelo, te quiero hoy y mañana y sé.. que no te equivocarás, sé que harás lo mejor.. para nosotros.




Quería dejar este vídeo como 
soporte del texto..

PD: Gracias por seguir demostrándome 
vuestro cariño día a día. Ya sabéis 
la dirección, cualquier cosa podéis
encontrarme en yudithpuente@gmail.com

Vamos va.. exámenes, exámenes
y más exámenes.. ¡Bachillerato tenía que ser!
Tanta literatura, historia y latín acabará 
conmigo.. aunque lo disfrute, es duro.
¿Quién dijo que fuese fácil? I can do it.

Conclusión del día: Si me dieran la oportunidad de escoger otra vez, te escogería a ti sin pensarlo.


3 comentarios:

  1. Muy bonito sin duda, pero recuerda que si algualguien te hace sufrir mucho quizás no sea el adecuado, y se ve que este.chico te hace pasarlo mal, espero que lo que sea se solucione, pero recuerda que tu felocodad es importante tanto como la suya:)
    un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Odio las personas que dicen te quiero como algo por costumbre, por lo que estoy de acuerdo en eso contigo, aunque tienes que saber diferir entre el que te dice te quiero desde el corazón y quien lo dice por simple rutina.
    Respecto a que cuando te caigas te levante... Mira sólo tú puedes mantener tus ilusiones y levantarte, los demás no pueden hacerlo por ti ni si quiera tu pareja. Eres tú la que tiene que tener esa fuerza de voluntad, la que tiene que ser fuerte y animarte a seguir adelante. No depender de nadie para poder vivir, si no hacerlo por ti sola.
    Las promesas, es algo que a todo el mundo le gusta recibir y que no todo el mundo cumple. Busca primero no prometer cosas que no puedes cumplir, después busca a esas personas que hagan lo mismo que tú y asegurate que todas las promesas que os haceis mutuamente se cumplan poco a poco.
    Sobre los regalos en días que no son especiales... A mi me gusta que me regalen todos los días, sí todos y cada uno de los días en los que vivo. Un regalo es la vida, es estar con la persona a la que quieres, un te quiero sincero, una promesa por cumplir... Un regalo es todo aquello que recibes con amor todos los días y que tú aceptas con una sonrisa. Levantate todos los días con una sonrisa y regalasela al mundo para que este te de todo lo que tiene en sus manos.
    Las mujeres no somos objetos, no somos muñecas, no somos un juguete para los hombres. Nuestra dignidad está por encima de todo lo que puedan ellos exigir de nosotros. No dejar que te pise, si no pisar tú. No dejar que te exija, exije el trato que mereces. No dejar que juegue contigo, hacerle ver que tú eres la que tienes su corazón agarrado en un puño. Hacerte valer por lo que tú eres y nunca dejar que nadie, absolutamente nadie, te pase por encima. Tú eres digna y tienes que mantener la dignidad por encima de todo, cueste lo que cueste. No hay que tener miedo de defenderse y salir adelante, aunque sea sola.

    Para terminar te digo: alguien que juega contigo no merece ninguna oportunidad más, ni si quiera la primera oportunidad. Tú eres la que debes decidir y no dejar que el decida. Decidir lo mejor para ti, para tu vida, para tu felicidad, para tu futuro, para tus sueños y tus ilusiones. Eres tú la que tienes ese poder y no debes dejar que otros decidan por ti.

    ResponderEliminar