Valientes

domingo, 24 de junio de 2012

Maldito.

Es un circulo vicioso que te impide avanzar plagado de sentimientos, emociones y otros.
Quiero huir, quiero huir de ese maldita adicción, juego, droga llamado amor pero como una yonki que no puede resistir vuelvo a caer, recaer y re-recaer. No paro de pincharme un poco de su ácida y amarga pasión. Es una adicción. Justo cuando acababa de cerrar una puerta con doble vuelta de llave. Sin darme tiempo a recuperarme aparece inmediatamente otra. No podré recuperarme nunca? Algunos tanto, otros tan poco...
Esta historia es dura llena de desdichas y casi cinco centenas de kilómetros nos separan, porque? Porque tanto? Tengo miedo de perderte, pero exactamente no sé el que, no sé si esto ni siquiera existe. No sé si tu eres quien dices ser. Cobarde, poco valiente.
No quiero volver a caer en esta trampa llamada Amor. No me gusta. La odio. 
Si este es mi destino no lo quiero. Ojalá pudiese arrojar a la basura esta mierda de destino, este que sólo hace que hacerse de rogar, hacerme sufrir y hacer daño. No podía ser todo más fácil, vale, sí, cuanto más difícil más pone, no? Pues no. Cuanto pasan los meses y todo se complica poco a poco un poquito más, cansa, no pone, cansa, es aburrido, es asqueroso, es agotador. 
¿Que te he hecho yo a ti destino? He basado toda tu confianza en ti, para que me trajeses algo mejor, algo que no propague dolor allá por donde pasa, estoy cansada ya de que una vez tras otra me pongas a prueba. Basta ya. Dejame en paz, ve a quien comer el coco a otro, pero a mi no. ¡A MI NO! Déjame ser feliz.. con lo bien que estaba.. y haces que me encuentre a alguien nuevo en mi vida.. pues no, otra vez no! Me niego.. No vengas a mi si no me lo pones fácil, me he cansado de esperar, no sé si es real, no se si esto es una realidad o otro de tus malditos jueguecitos.



No hay comentarios:

Publicar un comentario