Valientes

miércoles, 24 de julio de 2013

Me perdí entre pedazos..

La diferencia entre ayer y hoy es que ahora sé algo que ayer no sabía. Sé que todo tiene una explicación. A veces el pasado se empeña en aparecer en tu presente una y otra vez, intentado formar parte de tu futuro. Pero todos podemos evitar que vuelva, podemos decidir nuestro futuro. Sé que todo se ha terminado, y cuando eso sucede, se me echan en cima un montón de flashes de recuerdos juntos, ya me entiendes. Supongo que una parte de mi, la más profunda, sabía que esto iba a pasar, que era el precio que debía pagar al enamorarme de tu sonrisa, nunca lo dije, nunca quise creerlo, pero ahora lo veo. Lo peor de todo es, que no sé si alguna vez volveré a sentirme tan alto y tan bajo en cuestión de segundos, vivir en una continua montaña rusa de sentimientos, en la que siempre deseaba una vuelta más. Aunque quizás no debería. No debería poner tanta adrenalina para mi corazón. A lo mejor me convendría calma, aunque él se niegue. Sabía que el mundo en el que él habitaba no me convenía, era un sitio donde todo pasaba rápido sin pararte a apreciar las pequeñas cosas, todo era un "ya" y "ahora" y yo no estaba convencida de si era eso lo que quería. Pero me dejé llevar. Porque nunca podré entender como una parte de mi fue condenada por una persona que cuando sonreía parecía un ángel caído del cielo..
Pero un día, todo se desequilibró, se desmembró, se hizo añicos,  se rompió como un cristal en mil pedazos, y entre esos pedazos se quedó una parte de mi que no podré recuperar jamás. Porque sí una cosa debes saber... lo peor no fue perderte a ti aquél día, sino perderme ami misma aquella noche.. 


No permitas que nadie robe una parte de ti.. 
nunca.

Para alcanzar algo que nunca has tenido,
tendrás que hacer algo que nunca hiciste..

viernes, 19 de julio de 2013

Un poco más..

Fuiste tú quien descubrió un nuevo mundo lleno de fantasía en mi corazón, me enseñaste una manera de querer que nunca antes había conocido, descubriste lo desconocido, enamoraste a lo imposible. Nunca pensé que eso fuese para mi. Pero nunca puedes decir nunca. Esa noche todo cambió, la izquierda paso a ser la derecha, el norte el sur, el frío caliente y lo caliente frío, ese día diste una vuelta completa a mi mundo. Las estrellas estaban de testigo, aquellas miradas eran sinceras, esas sonrisas eran de corazón y los besos era lo más verdadero que había conocido nunca. Deseé coger tu mano y no soltarla nunca. Besarte con la mirada y sonreír a tu alma, abrazarla, que supieses que me iba a quedar contigo. Tu piel era suave.. nuestro corazón compartía un mismo compás que a cada segundo aceleraba, parecía que fuese a salir volando, alcanzando así la libertad. La yema de nuestros dedos se perdían enredándose entre el pelo buscando así una manera para atarnos para siempre. En ese momento no había miedo, ni dolor, ni tristeza, ni decepción, en ese momento sentí libertad. Una libertad que todavía me acompaña. Lo único que importaba en ese momento era que el tiempo nos concediese a cada momento un poco más, un poco más.. que el tiempo no cesase.. que siguiese.. 
Esa noche conocí un mundo inhabitado para mi y para ti, pero al cuál entramos sin miedo, sin importar el "después". Y es ahora cuando mi corazón más te necesita. Sediento de ti. Anhelándote. Pidiendo otro poco más...


Perdonadme por el retraso sin publicar, 
he estado sin internet todos estos días y 
me ha resultado imposible.. pero.. ¡ya he vuelto!
Muchas gracias por seguir pasándoos..
¡¡241 sonrisas ya somos por aquí!!

Cuando llores por un final acabado
sonríe por el principio que empezará.

jueves, 4 de julio de 2013

Ahora estoy en ruinas por ti..

Te he dejado el privilegio de romperme durante no-sé-cuánto tiempo. He dejado que dieras los portazos que quisieras sin saber cuál sería el último. He dejado que golpeases con los nudillos la pared rompiendo así mi corazón en mil pedazos. Y fíjate qué tonto es, que aún te sigue amando con cada uno de ellos. He dejado que te mezclases en otras sábanas y he dejado que te enredases en otro pelo por miedo a perder lo poco que me dabas de ti. He pasado demasiadas noches llorando porque me dejabas con la cena y dos velas encendidas que se iban consumiendo casi tan rápido como yo. He dejado que mi sitio preferido de las caricias tuviera telarañas y he dejado que escribieses esas cartas de "amor" en las que solamente ponías una fecha, hora y hotel. Mírame a los ojos y si eres tan hombre dime que no ves la retina desgastada de tantas lágrimas de mar que han pasado por aquí. Mira estas ojeras, joder, míralas bien porque si te acercas podrás percibir tu nombre en pequeñito justo en ellas. He dejado que pagaras tus días malos conmigo aún sabiendo que yo no tenía la culpa. ¿Y tu qué me has dado? Dime qué coño me has dado. Lo único que has hecho es dejar que me enganchase a ti, me has dejado un hueco en la cama solamente porque estaba un poco fría y demasiado vacía y las llaves de tu piso. Una se cansa de estar ciega de amor y que la persona a la que ama sólo esté ciega cuando va por el cuarto vodka. He tardado quizás demasiado en darme cuenta de tus mentiras. Pero sigo en pie, aunque sea en ruinas y con un par de cicatrices mal curadas o incurables, vete tú a saber. Porque ahora entiendo cuando decías: "Como si fuese suficiente por habernos conocido".




¡Un día más mil gracias por seguir subiendo!

Nuestros labios ya no tendrán la oportunidad de acariciarse nunca más.




miércoles, 3 de julio de 2013

Margarita eres tú..

-Margarita. -Dijo el chico con una sonrisa pícara.
-¿Cómo?     
-Me preguntaste una vez cuál creía que era tu flor favorita. Margarita.
-¿Por qué las margaritas?. -Pregunté a mi compañero, que había dado en el clavo.
-Porque son iguales que tú. -Arrancó una del césped. -La gente se detiene a mirar otras flores que parecen más espectaculares, sin darse cuenta de que el verdadero espectáculo es el que han obviado. Parece sencilla a simple vista, pero en realidad es una flor muy complicada.... Y es preciosa.
Me quedé callada sin saber bien qué decir. No le quería, pero me gustaba mucho...de vez en cuando.
-Pues tú eres el rocío.
-¿El rocío? ¿Eso no es muy...maricón? -Dijo no muy convencido a la vez que le propiné un pequeño empujón.
-No, no lo es. -Y aunque normalmente mi voz se resistía a hacer su función en este tipo de situaciones, esta vez pude hablar de un tirón. -Es algo cotidiano de cada día y aun así todo el mundo lo admira. Refleja la luz, por lo que le quita protagonismo a la oscuridad. Y cualquier flor, como por ejemplo, una margarita, depende de él para vivir.
Sonrió.
Sonreí.
Y nos besamos. Y le quise, en ese momento le quise muchísimo, y el también me quiso, me quiso muchísimo. Lo disfrutamos como si fuese el último, lo vivimos como  si fuese la primera vez. Nuestros corazones estaban conectados compartiendo un mismo compás, formando un solo cuerpo... 


Gracias a todos por seguir aquí, 
subiendo, siempre hacia arriba.. 

Tú y tus líos de una noche, yo y mis noches hecha un lío..


martes, 2 de julio de 2013

Eres el "para siempre" más sincero..

Cuando se trata de ti el mundo habla en silencio de repente, no puedo oír nada de nadie, sólo puedo escucharte a ti. Ver como tus palabras resuenan en mi oído y poder sentir una calidez que nunca antes había sentido. Seguridad es uno de los sentimientos que tu me regalas día a día. Tienes la fuerza suficiente como para empujarme hacia delante, guiarme  en el camino de esta injusta realidad. Pones todas tus energías por intentar sacar, por pequeña que sea, una sonrisa sincera cuando el momento sólo requiere un par de lágrimas mal caídas. 
El tiempo puede ser muy ambiguo, a veces tan veloz y otras tan lento, siempre nos da justo lo que no queremos. Cada momento a tu lado pasa tan rápido como una estrella fugaz en el cielo, vuela, es difícil verla, es complicado conservarla pero sobretodo es mucho más especial tener la oportunidad de verla. Y así fue. Tú te cruzaste en mi camino una noche más apagada que viva y lo vi claro. No dudé. Sabía que eso era el principio de lo que ahora es algo especial. Mi sonrisa se ilumina cada vez que va al compás de la tuya, unidas. Tú eres ese rayo de luz entre cientos de nubes de algodón negras, a veces tan dulces y otras tan ácidas. Tú eres esa aguja en el pajar que pocos encuentran, y tu y yo nos encontramos. Porque sencillamente eres tan jodidamente especial...
No sueltes mi mano. Por favor. La cogiste ese día y prometimos no soltarlas jamás, ¿te has fijado lo bien que se complementan juntas? Sí, digo complementan, porque pocas veces he visto a dos personas tan distintas, como tú y yo, por no decir ninguna, bueno, quien sabe. Tú negro, yo blanco. Tú agua, yo fuego. Tú perro, yo gato. Pero ¿y qué? Hagamos que ese negro se mezcle con el mío haciendo un apetecible gris. Si prefieres agua tendrás la solución perfecta para cada vez que necesites apagar mis lágrimas. ¿Perro? Me parece bien, hagamos que está relación sea como el perro y el gato que se pasan el día comiéndose y se necesitan el uno al otro como lo que más.
Llámame exagerada si quieres, pero tu has cambiado mi vida. Le has puesto color. Le has dado alma. Le has colocado suerte. Y lo más importante, le has regalado vida. Tú has hecho que los problemas sean menos problemas. Que las tonterías sean ataques de risa constantes, y que despertarse sea lo más bonito del mundo.
Para acabar, ya sabes que nunca, nunca, podré agradecerte todo lo que has hecho y estás haciendo. Puede que el exterior vea que somos dos personas que se dicen lo de siempre una amistad normal, o bien, que tan pronto nos conocimos tan pronto nos separaremos, y se equivocan. No saben lo que tenemos, ni siento la necesidad de que lo sepan. Te quiero. 
Puedo escribirlo más veces pero nunca se acercará una cuarta parte a la realidad. 
Te quiero otra vez, menos que mañana y más que ayer.. Y apuesto toda mi alma en el caldero porque está amistad va a ser un gran para siempre, de los de verdad. Siempre tendremos un mañana al que sonreír, porque siempre estaremos juntas. 

El arrebato - Aquí me tienes
http://www.youtube.com/watch?v=oWJPhMDzpMU

Para siempre pequeña.

La vida es como una naranja, hay que exprimirla al máximo.