Valientes

sábado, 9 de junio de 2012

¿A que estás esperando?

Perdición. Maldición. ¿Que estás haciendo? ¿La quieres? ¿A que coño estás esperando? 
Muévete. Coge el toro por los cuernos de una vez y no te hagas más el manso. Ella no va a estar por siempre esperándote y hace bien. 
Déjate de preguntas, olvida las dudas, guarda los miedos y coge a tu fiel amigo llamado Valentía, cree en tu madre llamada Confianza y recuerda de contar con tu valor más preciado, más valioso y más seguro, TÚ. 
Dale la mano a éstas tres personas y empieza a esbozar un nuevo camino en tu vida. No importa como acabará, lo importantes es empezar a andar teniendo claro lo que quieres, sin importarte el futuro lejano o el presente próximo, ahora da igual. Ahora lo que importa es empezar y lo que tenga que ser será. Para eso somos humanos, no? Para equivocarnos. ¿Para que cometer antiguos errores habiendo nuevos por cometer? No tiene sentido. No vivas en un pasado cercano, vive en un presente actual y un futuro a conquistar.
Asi que ya puedes empezar a moverte. Coger tu móvil, buscar en mensajes, borradores y enviarle uno de esos tantos mensajes que un día le quisiste mandar y no te atreviste. Ha llegado la hora de que lo hagas. Porque no haciéndolo sólo te quedarás con la maldita duda, te demostrarás que eres un cobarde y sólo te harás daño. 
Ella esta deseando que lo hagas. Ella no puede dejar de mirar el móvil para ver si encuentra un mensaje tuyo. Estoy segura de que cada vez que le llega uno le da un vuelco al corazón y una decepción inmediata al ver que no eres tú.
No te decepciones. Arriesga y tírate de una maldita vez a ese juego que muchos llaman amor. Pero que es mucho más que un juego. Es como el Trivial. Lleno de preguntas difíciles que tardas en responder y a las que muchas no encuentras un sentido aparente. Pero es hora de llenar ese frasco lleno de triangulitos con diferentes colores que indiquen que has ganado esta partida, que has afrontado a todos tus miedos y que has labrado una nueva victoria. 
¿Que no sale bien? No hay problema. Borrón y cuenta nueva y a por otro. Pero inténtalo con todas tus fuerzas, inténtalo hasta desgastarte, hasta el final. No te rindas.. No te rindas jamás.. 




PD: Tírate.. no mires atrás, no lo hagas. Porque si lo haces nunca te tirarás, es una experiencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario