Valientes

sábado, 21 de septiembre de 2013

"Mirar juntos en la misma dirección"

No quiero pasar ni un solo día sin ver tu perfilada sonrisa. No quiero entender un mundo en el que no estés tú. No necesito que nadie me diga que estoy enamorada, porque ya lo sé, lo sé desde el día en que lo vi reflejado en tus ojos, y son ellos mismos, los que me lo recuerdan día tras día, sin excepción alguna. Dicen, que cuando llega la persona verdadera, lo sabes. Y sé que eres tú porque no me ha pasado nada más increíble en mi vida. Me dijeron que todo lo verías fácil a su lado, aunque en realidad no lo fuese. Pero con el paso de todo este tiempo, me he dado cuenta, de como las piezas han ido encajando cada una en su sitio y como los días han ido poniendo a cada uno en su lugar. Y como la vida me ha recompensado de esta manera, ofreciéndome el regalo más maravilloso que podía imaginar.. tú. No necesito que nadie me diga lo que debo hacer, lo que supuestamente necesito hacer, donde debo ir, como debo hacerlo, no. Yo sé que mi sitio esta a tu lado y que si tengo que hacer algo lo haré a tu lado, si necesito algo es a ti, si debo irme será contigo y el como debemos hacerlo ya será algo improvisado.
Porque esta es la aventura más emocionante de mi vida, donde todas las razones se reducen a un "te quiero", donde la palabra "amor" no hace justicia a mis sentimientos, porque va mucho más lejos que eso. Mucho más. Cuando estoy a tu lado siento que estoy volando, que puedo volar tanto como desee, e incluso, me haces sentir tan arriba, que tengo la sensación que estoy abrazada por las estrellas, y que la Luna, cada día que pasa, esta mucho más cerca. Porque amar no es mirarse el uno al otro.. es mirar juntos en la misma dirección.




Little Things - One Direction

domingo, 15 de septiembre de 2013

"Tienes que renunciar a renunciar"

Y de repente el telón se cerró, las luces se apagaron y mi corazón pedía a gritos un respiro. Todo estaba sucediendo con demasiada rapidez. No había tiempo para más. Me sentía acorralada en mis propios sentimientos. Me sentía ahogada entre mis palabras. Incapaz de encontrar un remedio. Dolía. Dolía tanto que no era capaz de pronunciarme. 
Y estaba apunto de renunciar a todo y a todos cuando alguien apoyó su mano en mi hombro.  Me miró a los ojos como nunca antes nadie había hecho, secó mis torpes lágrimas y me susurró: "Tienes que renunciar a renunciar". Y sin saber porque algo dentro de mi hizo "click". Esa frase era la clave. Y yo la había sabido encajar. Todas mis ilusiones frustradas pasaron a ser deseos insaciables, mis ideas se convirtieron en posibilidades, mis sueños dormidos se despertaron, y todas mis metas se transformaron en una rutina más apetecible. 
Mientras mi corazón se tomaba un merecido descanso, mi cabeza no entendía de siestas y empezó a planificar un viaje para mi corazón, para ella, y para mi. Un viaje sin billete de vuelta, una válvula de escape que nos ayudase a cargar motores. A resurgir de entre nuestras propias lágrimas.
 Porque en ese mismo día se enfrentaron mis sentimientos, la renuncia a todo y tener el alma libre. Finalmente, supe como sobrellevar ambos, y aprendí que la única renuncia que debía hacer ese día era renunciar a renunciar y así conseguir tener el alma libre. Porque la mayor victoria para un ser humano es conseguir la libertad después de ser un esclavo de su propia vida.


"La libertad está en ser dueños de la propia vida"


sábado, 7 de septiembre de 2013

Somos lo que somos

No somos tan buenos como parecemos, ni tan malos como nos piensan. Nunca vamos a ser lo que otros desearían que fuéramos  ni lo que quisiéramos ser, tan solo somos lo que la vida nos enseñó a ser, o lo que aprendimos de ella. Te van a criticar sin motivos, te van a odiar sin razones, te van a hacer daño sin darte explicaciones,y  te va a doler, pero las heridas sanan, y aprenderemos a vivir con cada una de ellas, y está bien recordar porque gracias a cada cosa vivida hoy somos lo que somos. Y tenemos que sentirnos orgullosos. Intentar no cuesta nada y soñar no lleva mucho tiempo, así que se feliz. Haz cosas que nunca te atreverías a hacer y no vivas dando explicaciones a todo el mundo del por qué lo haces o lo dejas de hacer. Recuerda que mientras estemos vivos el juego no esta perdido.



Éxtasis - Pablo Alborán



viernes, 6 de septiembre de 2013

a vosotras las estrellas..

¿¿Qué os han hecho estrellas para que nunca brilléis más fuerte que la luna? Yo os lo diré. Os ha robado la luz que os pertenece aunque ella es sólo una y vosotras miles. Os ha robado el protagonismo que os merecéis  ¿Cuántas canciones llevan vuestro nombre? ¿Cuántos versos? ¿Cuántos el de la luna? Todas juntas valéis mucho más, pero ¿cuántas veces brilláis al unísono en el firmamento? Pocas, siempre dejáis a una compañera colgando sola en la noche y ella sola no se atreve a plantarle cara a la luna. La luna, en cambio, lo tiene fácil, no tiene que ponerse de acuerdo con nadie ni obedecer. Alumbra cada noche nuestros corazones, brilla siempre por nosotros, baila para nosotros, nos consuela de nuestros miedos...Parece superior si, pero ¿No lo entendéis? Ella siempre estará sola, ¿Quién la consolará cuando sea ella la que tenga el corazón apagado? Ella está sola y vosotras no, os tenéis las unas a las otras y recordad: La unión hace la fuerza.Y ahora escuchadme vosotros, si vosotros, ya no le hablo a las estrellas que ellas no saben escuchar. Vosotros, los que os sentís maltratados y menospreciados por lunas que se creen superiores porque hay canciones que hablan de ellas, pero que en realidad su éxito es gracias a la luz que os han robado. Uníos todos y decidles a esas lunas, gritadles: ¿Sabéis qué? Tal vez yo no destaque, tal vez me veáis igual a mis compañeras pero al menos yo brillo con luz propia. Porque prefiero ser estrella y estar acompañada, que ser una luna deseada por todos y no amada por nadie. 




Marc Anthony - Vivir mi vida

"Voy a vivir el momento para entender el destino"

martes, 3 de septiembre de 2013

te crees oro y no llegas ni a bronce..

Hoy te abro mi corazón para decirte con absoluta firmeza que ya no te necesito. Que se acabó recordar algo que ya no existe. El tiempo es oro, y lo siento, pero tu no llegas ni a bronce. No voy a ser tu segundo plato, ni tuyo ni de nadie. No voy a ser un plan B cuando podría haber sido tu mejor opción. Así que se acabó. Sólo voy a pedirte que me recuerdes por lo que fuimos un día. Sé que lo harás. Mi nombre está sellado en cada calada de tus mortíferos cigarros. Recuérdame una fría noche de invierno, una tarde nostálgica donde todos tus mejores recuerdos se abalanzan sobre ti, un día cualquiera que me veas sujetándome una mano que no sea la tuya. Y prepárate, porque es ahora cuando empezarán los arrepentimientos, te arrepentirás de todas y cada una de las veces que me apartaste la mirada y fuiste un cobarde al no saber poder disfrutar un instante más de mi. Mi recuerdo te hará desear no haberme conocido, o bien, te hará odiarte a ti mismo por haberte marchado aquella tarde que decidiste apostar por algo que era evidente que iba a ir mal. Pero lo hiciste. Aún sabiendo lo que perdías. Sabiendo que me perderías. Y ahora vuelves como si nada hubiese pasado, como si aquella tarde no me hubieses abandonado, la tarde que te iba a regalar todo. Por eso quiero que recuerdes mi nombre. Para que memorices a cada segundo el error. Detestarás tener mi nombre todo el día metido en la cabeza. Pronunciarás mi nombre infinitas veces y en cada una, las letras arderán, te quemarán por dentro haciéndote la persona más indefensa y con más experiencia. Te desgarrarán el corazón, como un día hicieron conmigo. Entenderás de una vez todo lo que he sentido yo. Bueno, no todo. Nunca podrás sentir la humillación que yo sentí. Y puedes creer lo que quieras, llamarme lo que te apetezca, rencorosa, vengativa, egoísta. Lo que tu prefieras. Aunque yo prefiero llamarme: justa. Es justo que ahora te atragantes con tu propio error y te ahogues con este dolor que deja sin respiración a cualquiera. Y sigue engañando como hasta ahora a todos los que te rodean, refugiándote en cervezas baratas tras la barra del bar, ahogando las penas y haciéndote el más fuerte de todos. Pero recuerda que hasta los líderes tarde o temprano caen. Y no podrás aguantar mucho más con tu falsa fachada, con esa máscara que lleva años apoderándose de ti. Dejándote sin sentimientos. Autodestruyéndote. Pero tranquilo. Ambos sabemos que en cada sonrisa estará tatuado mi recuerdo y que en cada mirada que dediques a la luna estará dibujado mi nombre. 

domingo, 1 de septiembre de 2013

¿Realmente haces lo que quieres?

Te levantas un día y te preguntas, ¿me acosté ayer habiendo hecho lo que quería hacer? En teoría la respuesta debería ser sí, porque para eso es nuestra vida, y eso automáticamente indicaría que estás feliz haciendo lo que haces, siendo como eres. 
Cuando la respuesta es "no", simboliza que en algo estás fallando, algo haces mal y tienes que cambiarlo, porque sabes lo que es. Y necesitas un giro completo, ya.
El mayor problema es cuando no sabes la respuesta, cuando has perdido la brújula que conducía tu vida, cuando realmente no sabes lo que quieres hacer. Entonces si que tienes un problema contigo mismo. Es cuando tienes que encender el botón de: "Toca cambiar urgentemente" que tienes escondido tras piel. Y no tengas miedo. Un cambio puede ser una nueva oportunidad. ¿Y desde cuándo las oportunidades hacen daño a alguien?. Así que un cambio es directamente proporcional a que te traiga algo bueno, dentro de unos parámetros de cordura. Una buena manera de empezar un cambio es preguntándote si las personas que viven dentro de tu círculo vital son las que quieres que estén. Ya sabes, si tienes personas que te hacen perder el tiempo o otras que te hacen perder la noción del tiempo. El segundo paso sería hacer reciclaje, tanto de personas como de hechos. Podríamos cambiar a todas aquellas personas falsas por algunas un poco más verdaderas. Y respecto a los hechos, podríamos inyectarnos un poco de sinceridad a nuestra sonrisa, regalarle vitalidad a nuestra risa, y dibujarle una amplia positividad. 
A partir de ahora tendremos una forma nueva de ver las cosas. Nuestra forma de contemplar el mundo cambiará. Los errores pasarán a ser experiencias. Las segundas oportunidades como metas finales. Los sueños como objetivos. Y utilizaremos el esfuerzo como nuestra mejor opción. Viviremos sin pausa pero sin prisa. Hasta que llegue el día que sabrás que te vas a dormir haciendo lo que realmente querías hacer, y ese día será el primer día de tu nueva vida.. el día que descubrirás la clave de la felicidad.



 El canto del loco - Zapatillas

¡QUIERO CAMBIAR!

pd: adiós Agosto, hola Septiembre.