Valientes

viernes, 31 de agosto de 2012

Ven, rescátame, llevame contigo

Y me odio a mí misma ante la idea de dar media vuelta y verte sonriendo junto a mí, en el pasado, y mirar al frente de nuevo sabiendo que ya no estás ni estarás. Cada palabra pasada de cariño es como una navaja que se me clava a presión en el pecho. Este silencio es el sonido más ponzoñoso que he escuchado en mi vida. No hay peor silencio que el hecho de no escuchar más tu voz. Te echo de menos, sí, y lo escribo en esta página en blanco que sé que nadie va a leer. Soy débil frente a tu recuerdo y me repugna tener que admitirlo. Odio la sensación acuosa que aparece en mis ojos cada vez que regreso a aquellos días… Te necesito. Sí. No sabes cuánto. Y trato de pasar las páginas de este libro usado leyendo en diagonal, pero tarde o temprano he de volver atrás y releerlo. No sé qué diablos se supone que será mi vida sin ti a mi lado ni qué se supone que he de hacer mientras veo cómo te pierdo, cómo te alejas sin vuelta atrás…bueno, en verdad ya te has ido hace siglos. Odio rememorar aquellas viejas promesas que no tuvieron tiempo de cumplirse… aquellas palabras y aquellos sueños que cayeron al vacío por un estúpido error. No aguanto más sin tenerte a mi lado, no aguanto más sin abrazarte… Lo necesito. Paso desanimada las hojas de un insípido calendario día a día, dejando atrás días sin ti que ya no volverán, echando cuenta atrás de las semanas que quedan antes de irme de aquí y dejarte atrás, junto con todo mi pasado doloroso, que me quema. Me cuesta hacerme a la idea de que ya no estás, que ya no vas a volver y que yo misma eché por tierra años de esfuerzo… Simplemente te quiero, joder, y me da rabia no poder decírtelo a la cara. Si te tuviera delante y me escucharas te lo diría cara a cara, sin temor, porque el único miedo que tengo ahora es no tenerte más a mi lado. Te quiero, te quiero, te quiero… Destino, Dios, Alá, Buda o quienquiera que me escuche, por favor, dadme una salida, un buen motivo por el que esto haya de terminar así. No soporto este dolor, me estoy consumiendo… que alguien me salve por favor, que él me rescate.
                                                                                                                                        Natalia
           
PD: perdonad mi ausencia llevo unos días un tanto.. alterados y con lios, 
prometo volver a escribir y retomar el blog como antes, prometido!


No hay comentarios:

Publicar un comentario