Valientes

jueves, 16 de agosto de 2012

Diario de una desesperada III

-Hola..
+Adiós.
-No esperaba verte por aquí.
+Ni yo que me vieses.
-Tan simpática como siempre.
+Ya ves, hay cosas que no cambian nunca.
-Lo siento, he sido un imbécil… nunca debí irme de aquí, no debí pasar las noches con ella a mi lado. No debí hacer nada de lo que hice. Lo siento.
+ ¿Y crees que eso bastará para arreglarlo? ¿Crees que el lo siento es la medicina a estos meses de dolor? Lo siento, pero no. Adiós.
-Espera.
+Mira Lucas yo también he conocido a alguien, alguien que me hace sentir diferente. Un nuevo yo que nunca antes había descubierto.
-Ah… Entonces ya no pinto nada aquí.
+Dejaste de pintar algo aquí desde el día que metiste en tu cama a otra que no era yo.
-Fue un error, entre muchos.
+Es verdad, ahora también te drogas.
-Estoy perdido, ayúdame.
+Que te ayude ella o es que acaso ¿es un “rollete de una noche”?
-Te estás pasando.
+Tal vez. Pero el chico que he conocido, que por cierto se llama Ángel, me esta ayudando a escribir una historia, sí, ahora me ha dado por escribir. Y no voy a volver a permitir que me humilles.
-¿Estáis juntos?
+A diferencia de ti, yo no me puedo liar con el primero que pase estando enamorada de ti.
-Lo siento…
+Cuando empieces a demostrármelo, llámame. Quiero hechos, no palabras.
-Lo siento…
Me fui. Y le dejé ahí solo. En aquella esquina. Nuestra esquina. Él me había contado la historia, según él no se había acostado solo habían dormido juntos un par de veces lo estuvieron, se liaron, se desnudaron pero a la hora de la verdad él no pudo hacerlo. Yo era su primera y única vez. Pero ahora.. ¿Qué importa? Yo aquí, sola, esperándole. Y él ahí, con esa.
Lo que no sabe es que le echo de menos, que hoy estaba guapísimo, que hoy he visto en él una mirada que nunca había visto antes, me he ido de ahí sin decirle que le quería. No he podido. He sido incapaz de hablar con él, tengo demasiado odio, rencor, ira, amor y nostalgia acumulados. Todo mezclado me hace sentir como una chica pequeña y vulnerable que está enamorada y se siente engañada y traicionada.
+Te quiero.. Lo pronuncio con un hilo de voz, lo suficiente para sólo escucharlo yo, nadie más. Quiero girarme para ver si él lo ha oído o está lo suficientemente lejos, no puedo, me alejo y le dejo atrás.

Nunca olvides que te quiero.

3 comentarios:

  1. si el te hubiese querido no habría dormido con otra halla o no tenido sexo, si te ama te ama al 100% si no es 100% no es amor, debes estar feliz q te paso ahora y no cuando ya están casados y con 2 hijos hubiese sido horrible.

    pd. tu eres la que debe olvidar q lo quiere.

    ResponderEliminar
  2. Duele que te mientan y te engañen... Es cierto que si Lucas la hubiese querido, no habría metido a otra en su cama; pero también es cierto que la pequeña protagonista de la historia está muy enamorada. Cuando alguien quiere a otra persona con todo su corazón, se vuelve bastante ciega... No ve el daño y perdona todo. Por eso ella le sigue queriendo (y lo seguirá haciendo por mucho que otros le digan que debería odiar a Lucas y pensar en ella misma).
    Me gusta mucho ese "te quiero" del final.
    Un beso grande, pequeña, ♥.

    ResponderEliminar
  3. me encanta, "Te quiero.. Lo pronuncio con un hilo de voz, lo suficiente para sólo escucharlo yo, nadie más. Quiero girarme para ver si él lo ha oído o está lo suficientemente lejos, no puedo, me alejo y le dejo atrás."

    ResponderEliminar