Valientes

jueves, 9 de agosto de 2012

Aún no es tarde

Estoy sentada en la hamaca de la terraza, es media tarde y vivo en un ático así que desde aquí puedo ver la puesta de sol. Veo la gente pasar por la calle, parecen hormigas de lo diminutas que son. Parejas cogidas de la mano, niños corriendo detrás de un balón simulando que son futbolistas de élite, abuelos desesperados detrás de sus nietos, grupos de padres hablando. Cada uno va con su tema, con sus cosas. La vida pasa demasiado rápido. Gente que anda por la calle centrada en su trabajo con el móvil en una mano y con un café en la otra. Todos corren. Todos tienen prisa. Todos tienen una misión que cumplir en una hora determinada y un lugar en concreto. 
Muchas veces nos olvidamos de que somos gente en un mundo grande, muy grande. La soledad ahora mismo se ha apoderado de mi. Te fuiste sin dejar rastro solo dejaste una gran huella marcada en mi corazón que era lo suficientemente profunda para que duela y dé paso a la nostalgia. No sé que más hacer. Veo tu nombre por todos lados, nuestro número en cada esquina que pasa. Quiero volver a sentir tu aliento susurrando en mi oreja y que al mismo tiempo un escalofrío recorra todo mi cuerpo. Quiero ser yo la dueña de tus sonrisas, la reina de tu corazón y la princesa de tus sueños. Quiero volver a ser los que éramos esos dos niños enamorados que correteaban arriba y abajo, de abrazo en abrazo, beso tras beso y en el cual la mirada se llenaba de luz y de amor. ¿Lo has olvidado? Estamos enamorados. Sí, lo pongo en presente. Aún ambos lo estamos. Aún estamos a tiempo de revivir ese amor que ahora esta en el Limbo, ni muerto ni vivo pero tenemos el suficiente poder para hacerlo renaces. Vuelve conmigo. Echo de menos tu sonrisa pegada a la mía seguida de un beso y un abrazo. Echo de menos tus "te quiero" tan juguetones y tan dulces. Te echo de menos a ti. Vuelve aún no es tarde para volver a empezar. 
Y es increíble como de un mundo tan grande como es la Tierra yo sólo me centro en ti y no quiero a nadie más sólo estar a tu lado y aunque me diesen la oportunidad de tirar atrás y no haberte conocido me volvería a enamorar de ti una vez más. Siempre te elegiré.


2 comentarios:

  1. Cuando queremos a alguien nos centramos única y exclusivamente en una persona. Da igual lo grande que sea el mundo, da igual la cantidad de gente que haya a nuestro alrededor... para nosotros sólo existe esa persona.
    Se convierte en nuestro centro de atención y se va apoderando poco a poco de la grandeza del mundo. Si ese alguien nos falta, nos sentimos solos y perdidos... perdemos todo lo que creemos tener, es normal que nos sintamos así.
    La entrada es muy bonita.
    Un beso enorme.

    ResponderEliminar
  2. me encanta. estar enamorado es alejarse de todo y no entender nada, es masoquismo puro, te duele pero te gusta, sabes que no se puede pero continuas, es querer devolver el tiempo un par de MUCHAS veces, si. estas enamorada.

    gran entrada <3

    ResponderEliminar