Valientes

viernes, 24 de agosto de 2012

Algún día tiene que salir bien

 Dices que no lo nuestro es imposible, según tu  está comprobado que cada vez que intentamos que salga bien sale mal, siempre. Crees en imposibles pero yo creo en lo probable. Sí, probablemente la mayoría de las veces salga mal, muy mal, pero estadísticamente alguna de esas veces tiene que salir bien. Y me niego a que digas y creas que esto, lo nuestro, nuestro amor es imposible. Porque no lo es. Sólo hay dos cosas que nos separan entre tu y yo: la conjunción "y" y quinientos kilómetros el uno del otro. Lo único que es imposibles es evitar sonreír con cada uno de tus mensajes, tus "buenas noches" y por supuesto tus "eres mala". Me encanta. Eso si es imposible. Pueden pasarnos mil y una pero yo.. seguiré estando aquí. Hay demasiadas cosas que nos separan pero también hay muchas que nos unen, como por ejemplo la rivalidad entre dos equipos eternamente enemigos que consiguen que en vez de enfadarnos cada vez que gana el otro que no es tu equipo es sonreír, porque te acuerdas de que ese momento él estará sonriendo y será feliz porque ha marcado su equipo. Lo sé. Es un ejemplo demasiado tonto y detrás de él hay una lista muy larga que no sería capaz de acabar. No quiero que te vayas. Aunque estoy pidiendo algo que es muy poco probable que pase. Te acabarás cansando de algo a distancia, de algo que no puedes tocar, ver y muchas veces ni oír. Lo único que sabes de mi es lo que reflejo mediante frases, palabras y textos. Nada más. Poco más. 
Hace un tiempo solía creer que todo sería fácil. Es decir, que a la mañana siguiente cuando me levantase estarías a mi lado acariciándome el pelo, recorriendo con tu yema de los dedos cada parte de mi cuerpo, con suavidad, tacto y mucho, mucho cariño. Pero lo único que veo al abrir los ojos cada día es nada, oscuridad y nadie que me acompañe al empezar un nuevo día, me levanto sola, sin ti, sin tu olor. 
Quiero creer que llegará un día en que cuando me levante y salga a la calle tu me esperarás ahí.. deseando abrazarme después de tanto tiempo esperando ese momento, por primera vez notarás mi olor, mi calor, mi frialdad, mi piel, mi suavidad.. mi amor. 
Te lo digo pocas veces porque como sabes yo espero el momento pero hoy quiero decírtelo. Te quiero. Te quiero. Te quiero. Y no quiero que te vayas nunca. Quiero que te quedes... No quiero echarte de menos.

Aquesta nit... és la última nit..

2 comentarios:

  1. *Y no quiero que te vayas nunca. Quiero que te quedes... No quiero echarte de menos.*

    Así me siento

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar