Valientes

domingo, 2 de septiembre de 2012

La segunda versión de mi misma

Va levanta de ahí una vez más, no es la primera vez, ya lo has hecho antes. Arriba. De pie. Sonríe. Saca del armario tu camiseta favorita y los pantalones que más te favorezcan, coge esas converse que tanto amas o esos tacones que tanto te han hecho bailar y ahora mírate al espejo. ¿Qué ves? Una nueva versión de ti misma. Corre. Salta. Sal a la calle y grítale al mundo que te acabas de levantar, que no has dejado que los problemas, la tristeza y las pérdidas te ganen, te destrocen y te superen. Grítalo a alta voz. Eres fuerte. Ya no eres ésa frágil que se quedaba delante del ordenador poniendo repetidamente la misma canción una y otra vez que tantos recuerdos perdidos te traen o bien escuchar música que no te aportará nada aparte de ralladas. Ésa era la antigua versión de ti misma aquella con la que te creías cómoda y pensabas que te conocías con claridad. Demuestra que no. Ahora sabes que puedes ser diferente, que puedes llegar a ser una pequeña valiente con cabeza (o sin cabeza) que sabe afrontar a los problemas, los vives, los lamentas, los asimilas y sigues adelante. Porque la vida como todo el mundo sabe es una ruleta que gira y gira sin parar, nadie puede detenerla, nadie puede detener el tiempo. Podemos inmortalizar momentos mediante fotos, vídeos, cartas o recuerdos, pero no es algo que puedas detener y vivir una y otra vez. Podrás hacer fotocopias de esas mismas o vivir situaciones parecidas pero ninguna como ésa. Porque ésa fue mágica.
-Aquí me tienes mundo! - grité sin pararme a pensar lo que diría o pensaría la gente, daba igual, estaba feliz y con más fuerza que nunca y estaba dispuesta a comerme el mundo, estaba dispuesta a ser yo misma. Ahora me he dado cuenta que solía esperar a que llegase lo mejor pero que yo siempre estaba pensando en lo peor, pero ahora, ya está. Fin. Se acabó. No espero nada. Simplemente vivo y siento, sin más. Vivo esperando felicidad y tristeza, decepción y victoria. 
Hoy empieza la segunda versión de mi misma. Hoy empiezo de cero y a ser yo.

Hace un mes que una estrella empezó a brillar con más
intensidad y la cuál ahora, es mi referencia.



No hay comentarios:

Publicar un comentario