Valientes

viernes, 10 de agosto de 2012

Como una ruleta..


A veces me gustaría frenar en seco en esta carretera de la vida. Frenar, parar por un momento y pensar en lo que estoy haciendo. Si el camino en línea recta es lo correcto o de vez en cuando hay que girar por algunas curvas y tener algún que otro altibajo. Me gustaría escapar de todo lo que me ata por unas horas hasta el punto de escapar también de mi misma. Sé que este sentimiento es pasajero no me durará siempre sólo va viniendo de vez en cuando, cuando más insegura estoy.  Por muchos años que pasen aún no he llegado a comprender la inestabilidad de la vida, es como una balanza, arriba y abajo, con cosas más y menos importantes, como una ruleta de la suerte que gira y gira sin para una ruleta que a veces te hacer sentir la persona más feliz del mundo y otras en las que lo único que quieres es desaparecer de este camino injusto y lleno de piedras. Una mañana te levantas con un día soleado lleno de vida y te sientes llena de energía y con mucha vitalidad y te planteas unos propósitos y objetivos a cumplir durante el día de hoy que la mayoría cumples y  otra mañana te levantas en un día lleno de nubes que intentan traer la felicidad a unos solitarios corazones que han perdido la esperanza, ése día ya no te ves capaz de cumplir lo que te propongas, es más, crees que fracasarás en todo.
Quizás la vida nos obliga a sentirnos asi en una montaña rusa que no para de subir y bajar pero lo más probable es que esa montaña rusa nos la montemos nosotros mismos para poner excusa a nuestros problemas. Es fácil decir: “así es la vida”, “el destino me ha obligado a ir por aquí” y no lo niego porque muchas veces yo soy la primera en decirlo pero estoy absolutamente segura que nada ni nadie puede obligar a nadie a lo que no quieres hacer. Día tras día te preguntas: ¿Por qué estoy así? ¡Mi vida es una mierda!, ¿Qué he hecho para merecerme esto? Y somos así, egoístas a más no poder y no nos preocuparnos o pararnos a pensar por un segundo que hay personas que están mucho peor que nosotros, mucho peor y ellos siempre van sonriendo. ¡Deja de compadecerte de mismo! ¡No seas egoísta! Vive y deja vivir. Y levántate cada mañana mirando al cielo y disfrutando de ese maravillosa mañana que te espera, ponle miles de colores, porque tal vez alguno de ellos mañana pongan color a tu vida. En el momento menos esperado, alguno de ellos te hará sonreír.


2 comentarios:

  1. Me gusta mucho, es una gran entrada:b todo me parece cierto, a veces solo quieres que todo se quede tal y como esta, pero aun crees que hay algo mal, es algo confuso... pero hay personas en un peor estado :l 'vive y deja vivir' linda entrada judith :D

    ResponderEliminar
  2. Dios, me ha encantado la entrada! Tienes toda la razón, a veces nos quejamos por cosas insignificantes y no nos damos cuenta de que hay personas que lo están pasando mucho peor que nosotros. Besitos
    http://www.palabrasolvidadaseneltiempo.blogspot.com/

    ResponderEliminar