Valientes

viernes, 6 de julio de 2012

Levanta, sonríe, enamórame.

Hace tiempo que dejé de madurar con los años, no, ahora maduro con los daños. Cada uno de ellos me hace un poco más madura. Todos me enseñan una nueva lección que me debo aplicar a la vida. Aprendo. Caigo. Aprendo más. Cada vez que te caes duele, mucho, pero llega alguien te pone una tirita y te cuida; y es entonces cuando sin darte cuenta cuando estas de pie, frente al mundo, a punto de plantarle cara, creer y saber que puedes contra él que no te ganará. Pero entonces.. otra vez caes. Crees que no puedes más, crees que todo está perdido. Pues no. El ganador no es el que menos veces cae si no el que más se levanta. Da igual si te caes cuarenta millones de veces, no importa siempre y cuando te hayas levantando cuarenta y un millones de veces. Entonces ahí has ganado. Has ganado la partida, el juego, el partido, la vida. Sí. Has ganado a todo aquél que un día se rió de ti por ser pequeño, débil, frágil y cobarde. Ahora eres un pequeño grande, fuerte y valiente ganador que ha roto todos sus miedos y ha decidido no dejarse pisar por nada ni nadie. 
Nadie es mejor ni peor que tú. Tú simplemente eres único y ser único es lo que te hace ser diferente. Siempre me has gustado como eres. No hace falta que cambies. Enamórame con una sonrisa no con un físico espectacular. Conquistame con tu poesía no me compres con tu dinero. Prometo ser una muñeca contigo pero no seré tu juguete una vez más.





PD: Lucas, no juegues conmigo.

1 comentario:

  1. Tu blog nos gusta mucho, te deseamos mucha suerte :)
    Te siguimos,nos sigues? <3

    ResponderEliminar