Valientes

viernes, 13 de julio de 2012

Capitulo 2 - La vida no es de color rosa

No recuerdo nada de lo que ha pasado. Lo último que recuerdo era estar comiéndome tranquilamente unos deliciosos y sabrosos churros. Pero ahora.. ¿dónde estoy?. Tengo los ojos abiertos pero a penas puedo ver nada, no reconozco el sitio. Me siento agobiada, confusa, exhausta, desconcertada. ¿Y mi familia?. Necesito ayuda. Cuando intento pararme a pensar y hacer memoria escucho unos pasos de mujer probablemente ya que puedo oír el ruido que producen sus tacones al caminar. ¿Mi madre? No, imposible, no llevaba tacones. ¿Mi tía? Ella no hace ruido al andar. ¿Mi abuela? No, iba con zapatillas. Me quedo sin preguntas al mismo momento que alguien interrumpe mis pensamientos. 
-Hola Natalia, te llamas así, no? ¿O prefieres que te llame Nataly? - me dijo con una dulce voz.
-No.. No.. Natalia está bien - dije tartamudeando.
-Ahora es importante que no te muevas y descanses - me dijo insegura.
-¿Dónde estoy? ¿Y mi madre? ¿Qué hago aquí? - dije por fin recuperando mi aliento.
-Estás en el hospital, te has desmayado, ahora descansa, vendré por la tarde. - dice con firmeza al mismo tiempo que sale de la habitación. 
Cuando consigo moverme llevo las manos matemáticamente a mis ojos resecos y empiezo a frotármelos para poder ver con claridad donde estoy. Las paredes tienen un intenso azul marino. Hay una televisión, vieja. Estoy en una camilla desnuda cubierta por una fina y fresca sábana. A mi lado puedo detectar varias máquinas en las cuáles cada uno ejerce su función. Yo llevo un tubo conectado en la mano, probablemente una vía. ¿Si ha sido un desmayo.. porque la llevo? Me giro hacía mi izquierda y puedo ver a un chico más o menos de mi edad durmiendo. Él también esta desnudo. Puedo ver a través de la blanca sábana su silueta y destacando determinadas partes de su cuerpo. su expresión era triste y cansada. 
Ahora me giro hacía mi derecha y puedo detectar que es uno de aquellos cristales en los que te tienen vigilada pero tu no puedes ver nada a través de ellos y llego a la conclusión de que ésta no era una habitación normal. Nada normal. Pero aún así este sitio me resulta muy familiar. Empiezo a pensar y a pensar hasta que doy con la solución. Yo había estado aquí antes, pero de visita. Estoy en la unidad de cuidados intensivos. Si había sido un simple desmayo no tendría porque estar aquí ahora mismo. ¿Qué está pasando? ¿Que hago aquí?. ¿Dónde estás Lucas? ¿Mamá? ¿Jane? ¿Papá? VENID! 


Att: éste es sólo un fragmento del capítulo 2, no está entero.


JPQ         

No hay comentarios:

Publicar un comentario