Valientes

domingo, 9 de junio de 2013

Voy a dejar de sobrevivir contigo para vivir conmigo

Mírala, sigue en el sofá con sus mares cerrados, sigue dormida ya que ayer se acostó con éstos irritados, inundados de lágrimas, lágrimas ácidas que quemaban su mirada, ese brillo que tu le diste y le arrebataste.  Es normal tener esos ojos grises tormenta, después de perder algo que creías tuyo, que se va cogiendo un billete de ida pero sin vuelta. Algo que creías que te pertenecía y que ahora se ha desecho junto la luz de su mirada. No puedes verla, no quieres verla.. pero déjame que te diga que le duele menos la cabeza que el corazón, sólo tiene ganas de meterse en su triste habitación y volver a encontrar cual era su mundo antes de que tu aparecieses y se lo pusieses patas arriba, desordenándolo, perturbándolo. Se respira una gran cantidad de odio acumulado, rabia escondida, palabras silenciadas demasiado tiempo, "te quiero" robados y besos desechos. Sólo tiene ganas de gritar que todo ha terminado. Gritar que tu te has largado de una vez por todas. Gritar que ahora va a empezar a vivir para dejar de sobrevivir contigo. Tiene ganas de todo menos de ti. Se enamoró de ti sin importarle que no volvieses la cabeza, se aferró a tus brazos sin importarle que tu no se los tendieses, se enganchó a tus labios helados sin importarle lo mucho que podrían llegar a arder.
No te imaginas cuántas ganas tiene de perderse contigo, despedirse de ti y nunca volver a verte.


Dani Martín - Caminar

No te imaginas cuanto te echaba de menos Dani,
has llegado en un momento crucial..
cuando más te necesitaba.
¡Grande!

Retirar la cara rara la que no deja avanzar, quitar los miedos que se vayan a pasear. 
Caminar... y que ese cuento no nos quite la ilusión jamás.

No hay comentarios:

Publicar un comentario