Valientes

viernes, 14 de junio de 2013

Estrellas eclipsadas..

Esa noche la brisa abanicaba su cara. El pelo revoloteaba por el cielo. La fuerza del aire le obliga a esbozar aunque fuese una mínima sonrisa. La altura en la que estaba le daban ganas de seguir. Era allí en lo alto de aquel edificio,  donde contempló la ciudad. Esa gran ciudad a la que había robado tantos momentos, tantas sonrisas, tantos pasados. Sin embargo hoy no era ella, parecía distinta esa nocheLos coches corrían a toda velocidad en carreras ilegales, sin ningún tipo de control sobre ellas. La gente intentando hacerse notar sin darse cuenta de que se perdían en la inmensidad del universo, de este gran universo. Las luces de la ciudad parecían miles de velas que parpadeaban en una lucha constante con las estrellas, que se veían eclipsadas por ellas al igual que por el día las tapaba el sol. Se sentían abandonadas, inútiles, sin la suficiente luz como para poder iluminar cada lágrima que hoy ahogaba la ciudad. La gente caminaba deprisa, vacía por dentro, perdida ante el infinito,  sin mirar a su alrededor, ni tan siquiera importarles lo que ocurriera a dos pasos suyos. 
Sólo ruidos, ruidos y más ruidos. Motores de coches, risas y gritos, algún que otro sonido sospechoso alzándose desde alguna habitación cutre de motel. Bares con la música a todo volumen, risas entre desconocidos buscando compañía en un mundo tan solitario. Discotecas abarrotadas de gente bailando con a única finalidad de desprender sus lágrimas,  quemarlas, secarlas y matándolas. 
Allie, sin embargo estaba allí arriba, observándolo todo, buscando algún sentido, un "por qué" a todo aquello que sentía en ese momento. Aquella noche no pudo creer como la ciudad estaba tan viva, y su corazón tan muerto. 



If time is all I have - James Blunt


Hacer las cosas tú mismo no significa hacerlas solo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario