Valientes

domingo, 9 de diciembre de 2012

¿Why not?

Ahora sé que es lo correcto, por lo que merece la pena sonreír y lo que no requiere un mínimo de atención. Tus ganas de destruirme se ha convertido en mi fortaleza, ahora soy un poco menos débil, un poco más fuerte, un poco más cobarde pero con el doble de valentía. 
Porque nunca más volveré a sumergirme un mar de lágrimas en las cuales sólo hay selladas marcas de desamor y desilusión. No. Otra vez. Lo tengo claro. Ahora me sumergiré en sonrisas llenas de deseo y de esperanza por un futuro mejor. No volveré a dejar a la tristeza apodarse de mi alma y que poco a poco me vaya devorando hasta el último pedazo de mi corazón. Ahora la alegría ha llegado a lo mas profundo de mi cuerpo, de mi alma, de mi corazón y lo más importante de mi vida. 
Necesito que seas mi hombro, mi almohada, mi sonrisa, mi ilusión, mi mano derecha, necesito que te quedes ahora a mi lado para poder demostrarte que todo tu trabajo y confianza invertida en mi ha valido la pena, porque prometo no decepcionarte. Porque sé que eres tú. Porque sé que soy yo. 
Se acabó la monotonía, la rutina y el hábito, empieza la improvisación, el desfase, el descontrol, las ganas de disfrutar de esta vida, injusta, pero vida.
Va, vamos, sonriamos juntos, dibujemos estrellas en el cielo, creamos en que los imposibles existen y se vuelven probables, confiemos en un "nosotros" que sé que es posible, nadie podrá romper esta mágica relación que reforzamos día a día, te demostraré que no todo puede salirte mal en el amor, te enseñaré que el amor y la imposibilidad van juntas de la mano y que juntos prometimos afrontar retos y éste será uno de ellos. Toma mi mano, no te sueltes, siente mi calor.. Vamos, allá vamos.



"Yo tan solo quiero ser las cuatro patas de tu cama, tu guerra todas las noches, tu tregua cada mañana  quiero ser tu medicina, tus silencios y tus gritos..."

PD: Pasad todos una graaaaaandísima semana, 
para mi lo será, espero.


2 comentarios:

  1. Me gusta tanto que al fin seas feliz...

    ResponderEliminar
  2. Ojalá todo lo que uno escribe fuera tan fácil de transformar en realidad.

    ResponderEliminar