Valientes

domingo, 9 de septiembre de 2012

Solo pero... acompañado.

Después de llevar tanto tiempo luchando para alcanzar tus objetivos, tus metas, tus sueños. Ves que cada día hay un obstáculo más que saltar. No sabes que hacer ya para llegar a la meta. Esfuerzo, lucha y dedicación. Llevo meses luchando por esto pero no obtengo ninguna recompensa. Sólo me llevo decepciones, una tras otra, sin pausa. De repente llegan a ti unas luces que te indicarán cual es el camino, el camino lo harás tu solo, esas luces solo serán las encargadas de acompañarte, guiarte y no dejarte solo. Nadie puede hacerte las cosas por ti. Eres mayor, maduro e independiente. Tienes que coger autonomía y fuerza y no esperar a que alguien lo haga por él.
Quien algo quiere algo le cuesta. Ami me esta costando más de lo que creía, siento en fracaso a la vuelta de la esquina pero siento que en lo más alto está la recompensa así que la única manera de llegar ahí es caminar recto, tener claros mis objetivos y mis metas. Confío en mi. Somos yo y yo contra el mundo. No pienso rendirme. No. No lo pienso hacer. Porque si nunca lo intentas nunca sabrás cual es el resultado.

Para ganar hay que saber caer y para saber caer hay que caer.

2 comentarios:

  1. Me ha encantado. Totalmente de acuerdo contigo, si de verdad queremos conseguir nuestras metas, debemos luchar, por muchos obstáculos que se nos pongan en el camino. Besos
    http://palabrasolvidadaseneltiempo.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  2. Que razón tienes, no dudo en seguirte me encanta :D
    Si te aperece pasate por el mio, Unbeso :D
    patriciavegacampos.blogspot.com.es

    ResponderEliminar