Valientes

lunes, 10 de septiembre de 2012

Hasta el infinito y más allá.

-Bien o mal. Blanco o negro. Cara o cruz. Espada o pared. Par o impar. Caliente o frío. Felicidad o tristeza. Sonrisa o lágrimas. Noche o día. Sol o lluvia. Montaña o playa. Amor o amistad. Él o ella. Alto o bajo. Flaco o gordo. La vida está llena de decisiones, situaciones en las que hay que elegir nos guste o no. Y ami no me gusta. Lo odio. Tener que elegir quien es feliz y quien no. 
+Natalia, es cierto todo está lleno de pequeñas y grandes, importantes o cosas con menos importancia pero ninguna ellas lleva como adjetivo "insignificante". Nada en esta vida lo es. Todo lo que hagas, absolutamente todo tendrá alguna extraña y pequeña repercusión en nuestro futuro, por pequeña que sea. 
-Lo sé. Pero que debo hacer. Estoy enamorada de ti pero eso conllevaría una dura negación a mi familia y motivos no faltan. Y que debo hacer? Ceñirme a las injustas normas o hacer lo que ami puede que me haga feliz.
+¿Puede?
-Sí, puede. ¿Quién me dice que puede funcionar? Nunca antes ha funcionado.
+Tienes razón, no lo sabes. Pero es que antes éramos tanto tu como yo.. ¿así? Más maduros, más espontáneos, con más experiencia, más y menos cabeza (dependiendo de quien de los dos hablemos), sabemos en que nos hemos equivocado y hemos aprendido de esos pequeños pero no insignificantes errores, ahora somos la segunda versión de nosotros mismo sólo que más mayores y usando un poco menos la razón cuando es necesario y escuchando más al corazón cuando se necesita. Vamos pequeña... ¿Porqué no? Vamos, podemos, venga va, sabemos como hacerlo. Tú lo sabes y yo también.
-Y tanto que sabemos como hacerlo, tu sabes convencerme de maravilla...
+No pretendo convencerte, pretendo hacerte abrir los ojos, hago por ti lo que tu no te atreves ha hacer, soy tu pequeño empujón ha hacer las cosas y pienso por ti todo lo que tu no lo haces ni por ti misma. Te tienes demasiado infravalorada, tienes demasiados complejos, tienes demasiado miedo encima como para saltar a esa piscina a la cuál una vez caímos y no salió bien, nueva piscina, nuevos nadadores, nuevos nosotros.
-Si tu saltas yo salto... ya lo sabes..
+Hasta el infinito...
-Y más allá.

Pequeños e insignicantes detalles que generan eternas sonrisas..

1 comentario:

  1. ¡Hola guapa!
    Me encanta el blog, te sigo encantada. Escribes muy bien. ¿Pasas?
    Besos desde: www.smileandwomanocry.blogspot.com <3.

    ResponderEliminar