Valientes

martes, 15 de enero de 2013

Este idiota te necesita.

Tal vez ahora sea muy tarde para volvértelo a decir o puede que demasiado pronto para recordartelo, el caso es que yo necesito decírtelo. Te echo de menos.
¿Quererte me convierte en una mala persona después de todo lo que ha pasado? Después de tantos si y tantos no, después de inmadurez, insensibilidad y orgullo. ¿Después de todo eso merezco quererte? ¿Merezco seguir formando parte de ti? Tal vez la respuesta a todas estas preguntas sea no. Y puede que ni incluso tú quieras seguir dejando que te quiera. 
Probablemente éste no sea el momento, puede que llegue tarde, como siempre, o puede que aún llegue demasiado pronto por culpa de mi impaciencia y mi indecisión. Sólo tú sabes si aún quieres que aparezca en tu vida o que permanezca como hasta ahora alejada de ella y a la vez tan cerca. Pero eso nunca podrás evitarlo, de una forma u otra.. nuestro corazón seguirá compartiendo los mismos latidos y yo sufriré cuando tu sufras, y tú sufrirás cuando yo sufra, siempre ha sido así. Y no quiero que cambie. Necesito que quede así. Y tú también. Aunque nunca lo reconozcas. Necesito que aunque tú no quieras, me recordarás y que yo.. yo no caeré en tu olvido. Puede que incluso llegues a odiarme, o lo que es peor, a odiarte por recordarme. Pero ambos.. sabemos que nos sienta bien recordarnos y no poder evitar sonreír por muy fea o dura que sea la situación.
¿Ahora entiendes porque había días en que la tristeza te comía por dentro y no sabías por qué? Pues ahora ya lo sabes, ahora sabes que era porque yo estaba mal, muy mal. Y siempre sin tú saber por qué y yo menos aún, de una forma u otra aparecías. Sí. Aparecías. Sonará a locura. Sonará a lo que tú quieras pero era, es y será así. Lo sé.
Y tengo miedo de llegar en el momento equivocado, tengo miedo que esto te canse, pero me sobra valor para intentarlo.
Necesito que me abraces con fuerza y me digas que sigues aquí, conmigo. Miénteme y dime que me echas de menos tanto como yo a ti. Dime que todo lo que ha pasado quedará en el recuerdo y que éste es nuestro futuro. Dímelo. Miénteme. Pero no me dejes solo. Otra vez no, por favor. Vuelve. No importa lo que yo diga o piense. Hazlo. No voy a reconocer que te necesito pero voy a pedirte que te quedes.
Fui un idiota y lo seguiré siendo. No puedo cambiarlo. Y lo siento si este idiota vuelve a tu vida. Pero este idiota no quiere absolutamente nada, excepto a ti. No necesita nada, excepto a ti. No quiere ser feliz si no es contigo. Este idiota te pide que vuelvas.. una vez más. La última del pasado y la primera de un nuevo futuro.




PD: Maravilloso lunes el de ayer. 
Polseres Vermelles.. la palabra
fascinante se queda corto..
Que grandes, que duro, que
realidad, que.. conmovedor. 
I M P R E S I O N A N T E.

Me quedo con la frase de ayer de polseres..
-Si hi ha algú allà dalt.. que es prepari.. - Sr. Benito.


Conclusión del día: Luchar a pesar de lo difícil que sea la situación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario