Valientes

miércoles, 31 de diciembre de 2014

Tu vida no tiene nada que envidiar a la de los demás.

Hay días en los que te sientes totalmente perdida, te da pereza levantarte de la cama, hablar, sonreír, llorar, no puedes ni si quiera mantener los ojos abiertos. Te sientes vacía, hueca e incluso desorientada. No sabes qué haces aquí, porqué estás aquí, no sabes cuál es tu "misión" en este mundo, porque en teoría todos venimos para aportar algo, pero yo aún no he descubierto el qué. No quieres hacer nada, solo cerrar los ojos e imaginarte el mundo que te gustaría vivir, la vida que te querrías tener, pero luego te arrepientes, piensas en la cantidad de cosas buenas que tienes a tu alrededor y no te das cuenta. Porque a veces padecemos ese problema, creemos no poseer nada, ambicionamos tenerlo todo, sin saber qué es ese todo, queremos lo que tienen los demás, envidiamos la vida de nuestros amigos, conocidos o de alguien que sale por la televisión, cuando realmente no sabemos si ellos tienen todo lo que tienes tú. Si ellos tiene el calor que te da a ti tu familia, si tienen amigos que darían la vida por ti, como tengo yo, que sabes que pase lo que pase estarán, que no te fallarán y que te harán fuerte. Porque son esas mismas personas las que te obligan a levantarte cuando el mundo te ha tumbado. Así que yo hoy brindo por ellas, brindo por la vida que tengo y brindo por la vida que me dan. A veces solo es necesario sentir la mano de tu mejor amiga en el hombro y ver que no estás sola. A veces basta con un beso en la frente de tu mejor amigo y sentir el calor de los que te quieren. A veces basta con el abrazo de tu madre, de tu padre o de tu hermana para ver que hay personas que están incondicionalmente. O a veces es todo más sencillo y simple, y te basta con el apoyo de alguien que acabas de conocer o que todavía no has conocido, a veces la vida se rige por las pequeñas cosas, por los pequeños gestos. Por eso si algún día te sientes así, déjate arropar por esas personas especiales, no envidies la vida de otros teniendo la tuya que es fabulosa, siéntete orgullosa y presume de ellos, como si tu vida fuese la mejor que hay en la tierra.                             






No hay comentarios:

Publicar un comentario