Valientes

domingo, 26 de mayo de 2013

Como la vida misma.

Que no hay monstruos en el armario, ni los reyes magos te vigilan para ver todo lo malo que haces. Sé que los malos son muy malos y los buenos no son eternos. Créeme, que he aprendido que los conciertos están para dejarse los pies y la voz, que los besos a escondidas saben mejor, que un baño de agua fría a veces sienta tan bien como uno de agua caliente, que el mundo está plagado de personas agradables, y a la vez, de personas que no merecen ser llamadas personas. Ahora sé que no hay calcetines para el pie derecho, ni para el pie izquierdo, que los tacones a las cuatro de la mañana en una fiesta ya no están en los pies, que las medias se rompen muy fácilmente y que el pintalabios rojo no se borra de las camisas blancas. Pero lo que sí sé es que lo mejor que hay en este mundo son los ataques de risa espotaneos, las tardes de verano con los amigos, un buen baño por la noche en la playa, los abrazos que secan lágrimas, las miradas cómplices entre dos grandes o los besos robados. Podría poner cientos de ejemplos más, pero ahora hay algo que escuece, que duele y son todos y cada uno de aquellos besos que se han ido, abrazos que ya no están, sonrisas perdidas..


Nena Daconte - Disparé


Puestos a cagarla, hagamoslo bien.

2 comentarios:

  1. Excelente post amiga, muchas gracias por compartirlo, da gusto visitar tu Blog.
    Te invito al mio, seguro que te gustará:
    http://leyendas-de-oriente.blogspot.com/

    Un gran saludo, Oz.

    ResponderEliminar
  2. Precioso todo lo que escribes guapa!
    Estoy empezando con mi blog :)
    http://pajarosenlacabeza01.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar