Valientes

miércoles, 20 de marzo de 2013

Desaparecer.

A día de hoy no creo que nadie pueda entender lo que siento, sólo quien esté pasando por lo mismo que yo. 
Me he cansado de ser la persona que siempre va detrás de los demás, la que se arrastra, la que pide perdón miles de veces, la que esquiva los problemas, la que ignora las malas contestaciones, la que no para de tragar y tragar. Me he cansado. 
No quiero sentirme así, sola. Todos buscan algo en mi y cuando lo obtienen desaparecen y hasta la próxima. Nadie se queda ahí, al día siguiente para recordarme como estoy, creen que preguntarlo un sólo día ya tiene la suficiente validez, y no es cierto. La continuidad, el interés, la preocupación forma parte de la amistad, la de verdad. Y por eso mismo sé que pocas, por no decir escasas personas de mi alrededor lo hacen, aunque puede que nadie fuera de mi círculo familiar.
No puedo más. Quiero reventar, estallar, explotar, no aguanto más esto. Esta soledad. El sentir que nada ni nadie cuenta contigo para nada. El decepcionarte a ti misma día si día también, exigirte siempre más, dar mucho y recibir poco, no sentirte tú, no sentirte a gusto, no estar bien.
Ojalá pudiese desaparecer el tiempo suficiente como para recuperarme, y hacer de mi alguien más fuerte. Sin depender de los demás. Aires nuevos, gente nueva, nuevas rutinas, todo nuevo. Ojalá..


Pol 3.14 - Piensa


Conclusión del día: Intentemoslo. 



2 comentarios:

  1. hace tiempo que no paso por el blog, me encanta el nuevo cambio de diseño :)
    Yo a veces también quiero desaparecer pero hay que ser fuerte, ya sabes lo que dicen detrás de la tormenta siempre se puede ver un arcoiris, aunque a veces las nubes parecen no moverse

    ResponderEliminar
  2. Me ha emocionado mucho la entrada, yo me siento así la mayoría del tiempo.
    Tengo que decirte que escribes genial y el blog es precioso :3

    ResponderEliminar