Valientes

miércoles, 23 de julio de 2014

SÍ puedes.

"No puedes hacerlo". ¿Cuántas veces hemos escuchado esas tres palabras a lo largo de nuestra vida? Algunas de ellas han sido pronunciadas por gente a la que supuestamente importabas o te quería, y otras por desconocidos, pero está claro que son las primeras las que te dejan marca. Cuando hay alguien que te quiere y te dice que no puedes hacer algo, automáticamente provoca que el autoestima caiga en picado. Piensas que nunca serás lo suficientemente bueno para esa persona, y mucho menos para cualquier extraño. Aun así, son los desconocidos los que te motivan a querer demostrar que puedes hacerlo. Y es la combinación esa de dolor y orgullo la que te hace enseñarles a todos que sí puedes, porque puedes hacerlo, todos podemos. 
No hay nadie que sea mejor que otro, todos tenemos debilidades, incluso la persona más fuerte o más inteligente, siempre flaqueamos en algo, aunque muchos no quieran reconocerlo ni darlos a conocer. Pero no te equivoques, no es mejor aquel que cree que es capaz de hacerlo todo sin el más mínimo esfuerzo, ni aquel que saca mejores notas sin la necesidad de estudiar, ni si quiera aquel que gana siempre haciendo trampas. No es la cantidad lo que cuenta. Lo que realmente cuenta son las gotas de sudor y esfuerzo, las lágrimas de lucha en el campo de batalla que has desprendido por llegar a ello. El camino no es el mismo para todos, y hay muchas maneras de llegar a él, pero no gana el que llega primero, si no el que lucha mejor. Tómate tu tiempo. No importa los minutos, horas, meses o años que tardes en conseguirlo, lo importante es alcanzarlo, no es mala la espera. La espera te hace saborear más la victoria, palpar más de ese trayecto y lograr la meta con una gran perspectiva del camino recorrido. 
No vuelvas a escuchar más a todos aquellos que dicen que no puedes hacerlo, date la oportunidad de intentarlo, de fracasar o de vencer, pero arriésgate. 
Y por último... no olvides esto: "Las personas que no son capaces de hacer algo te dirán que tú tampoco puedes. ¡Así que si quieres algo hazlo y punto!"


4 comentarios:

  1. hola cielo! la verdad es que si la gente siempre se dedica a no creer en ti, por eso quien mejor que tu para creer en ti. Nadie mejor que u conoce tus limites y cuando quieres algo esos limites a veces tienes que cruzarlos. Por eso siempre hay que seguir adelante y luchar por lo que uno quiere a pesar de lo que la gente diga. Porque hoy te dirán que no puedes y cuando lo consigas siempre dirán que creyeron en ti. un besito:3

    ResponderEliminar
  2. Si quieres tenerlo puedes hacerlo.

    Gracias por tu visita, muy pronto nueva entrada.
    http://escribiendomilhistorias.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  3. Me ha parecido un texto realmente motivador, me ha gustado muchísimo tu blog y me hago seguidora! En cuanto a lo de Derecho, a mí la carrera me encanta! Yo lo estudio en la Universidad de Málaga, si quieres contactar o lo que sea, éste es mi twitter; @Anabzrr :3
    Un besazo <3

    ResponderEliminar
  4. Este texto me ha inspirado muchisimo, pues yo tambien voy a empezar derecho este año, y estoy un poco aterrada por lo mismo que tu. Pero si algo he aprendido este ultimo curso es que al final solo dependemos de nosotros mismos, y que no hay mayor satisfaccion que demostrarle a aquel que te dijo que no podrias hacerlo cuan de equivocado estaba.
    Mucha suerte♥

    ResponderEliminar